LUCIÉRNAGA

Eres una brisa que he sentido por momentos, y, pero, no eres algo para mí. Yo tengo una entre mis dedos que han tocado las bambas del árbol. La cuerda de malabares se suspendió en un grito intercalado, agudo y grave. Las Lunas de Platón ya no eran más parte de la tribuna de El Circo. Siempre quise evocar la atmósfera circense, más allá de La Cuerda donde colgadas las Lunas de Los Pensamientos, Plutón, decían, había dejado entre El Camino la luz, despojado por afluentes a través de Las Bambas, que ya también era despojos de otras Bombacaceaes. Y las Luciérnagas entonaron gritos y notas desérticas. Algún día Volverán los algodones de estas especies y habrá animales libres del ocio. En otras Galaxias, porque sobre nuestras cabezotas, solo destrozos. Y, si deseáis Volver, Volved.

3 comentarios en “LUCIÉRNAGA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s