Food Kitchen

Tea

Tea, es la escencia en la cocina. Una tarde de invierno.

Comienza una mañana sin prejuicios ante coloridas matas verdes de te.

La coca entre las montañas de los Andes de Colombia no envidian placeres matutinos ni puestas de sol, ni mucho menos perforación.

Una mente ágil y vertiginosa acompaña una melodía de un acordeón. Un sonido escalofriante y tango.

Una onda en el aire que se esconde de la parranda.

La parranda de Francisco el Hombre.

En los territorios caribeños.

Se juega a las cartas y ajedrez. Juegos de mesa que dejan pasar el mismo tren vacío.

Tren que en otras épocas era bullicioso y tonos de alegría en algodones y nubes de colores.

Rojizos que penetran el alma.

En cualquier estado, recuerdo y realidad.

Entonces suena el violín en un andén.

Las melodías fúnebres de antaño.

Y The People confronta The Planet.

En universos inconclusos.

Donde existimos.

A La Hora del Tea

Impacto Carnal

masticadores/Sur

by Adriana Marcela Duque Salas

El impacto fue desastre. Una cavidad que augurio el cambio en la zona. La ejecución de la operación “Orquídea” en parte del corazón de la Amazonia. Pálpitos estruendos surgidos de gritos de seres, muriendo entre posteriores silencios vacíos desérticos. No queda nada. Y se aviene una construcción de nuevas estructuras a raíz de la propia muerte. Una transacción mortal. Un cambio. Un fenómeno que no es paranormal en estos tiempos. Vida extraterrestre en el planeta tierra. La Roca. La misma ira humana encarna en “Piedras extranjeras”. Extraterrestres. ¿Un ataque o el azahar? Física moderna. El movimiento espacial de un astro premeditado, que engaña la inocente mente humana. La mismas duda. La Roca imposible de remover desde un palacio egipcio o romano, por la importancia histórica. Como recrea el ser humano cadenas de sentimientos y creencias incluso ajenas.

Sí, un meteoro cayó desde el espacio. ¿Por…

Ver la entrada original 1.038 palabras más

La Señal

Tormenta

Una Tormenta arreciaba contra las rocas. Un precipicio y un vértigo en el latir de un corazón anémico de una joven damisela víctima de la mordida mortal. Una sombra entre la Niebla. Un fuego entre lapidarias tumbas. Una dama sobrecogida a la Música de la noche en un cementerio. Sonambulismo delicado. Un corsario acercándose con el espanto mismo. Y entre las orillas de la mar, una sirena hechizada por la espuma espacial contrariando el universo. Un castillo en la colina aguardando los futuros huéspedes corsarios. Un clan pirata que desafiará desde lo clandestino, hasta lo cómico y bien llamado «derecho». Jueces del «Oro» que emana desde la Tierra, hacía el Universo. Mientras las sirenas aguardan como Sparks en la orilla. La doncella del castillo entre sonámbulos sueños domina su famélico cuerpo para reposar en el lecho. ¿En el acolchado lecho del «Vampiro» del nuevo siglo? Cabe preguntarse el origen y el final de lo lúgubre de las dinastías de los nobles. El silencio del futuro no existe. Su dinastía colapsará. Los castillos ya no serán hábitat de Sombras. «Las Masas» Cambiarán El Mundo. Tú, empieza a Transformar el propio «Cambio». Y los cantos de sirenas, son Fantasy.

…The Food…Sabores Tallados…

Arepas Suramericanas

Las arepas de suramerica se enfrentan cara cara a millones de años de descendencia en incertidumbre colgadas de fascinantes jiqueras indígenas en bosques tropicales, en eras casi de dinosaurios, comestibles desde mundos en blanco y negro hasta el color en compañía del café y el cacao.

Mientras, asombrosamente bajo copas de árboles de coníferas se bebía el té y el vino. En tardes soleadas aparecían las migas, en entornos de callejuelas medievales quizá y casi que prehistóricos. Restos de sabores entre castillos burgueses y medios paupérrimos. Y entonces, entre calles olores y sabores correteando entre tragaluces góticos y románicos hasta llegar a evolución.

Migas Españolas

Amantes de La Luna

Juegos Lunares de Amantes Lunares

Ellos, palpitan sus lunares huellas digitales entre pantallas lunares de Marte y ESPACIALES.

Contrafuertes a la orilla en zigza y ondulados Sonidos que se remueven entre olvidos y presentes que vuelan y revolotean hacía lo que algún día será una Geisha en un salón a la luz de la Luciérnaga Lunar Espacial. Mientras en la cocina un plato de sopa insípido de de pastas esperando un tragaluz sobre un techo que entre la trinchera y la ira de La Guerra, las reinas llamadas Elizabeth, dejaron terror…

…Los prejuicios de la muerte y la existencia…

Y todo continuará…

En el punto G de un Delta Irreal, Constelaciones De Fuego… EL CANTO DE LAS BALLENAS…

El Río es de algún modo La Cobra de Fuego que emana el Fuego del Delta. Besos por aquí y por allá entre ciruelas y circuitos circulares que ondean y a través de ellos recorrerá el sonido. Hay emociones que entre la noche y la ceguera diurna que no se siente en lo absoluto. El sonido como el zumbido de un insecto queda entre el ambiente como una melodía letarga. Ganas de llorar. Levantar la mirada a los ojos de los otros y frente a frente ser sin hablar. Mientras las ondas transitorias entre el espacio insoportables o amenas. No todo es pena. El Circuito de Los Locos Adams o No. Las perspectivas no siempre permanecen.

La caza que se está zarandeado entre el viento entre tormentas

Yo estaba en calma mientras parecía que rugía una tormenta en mi alma, sentada observando el atardecer como se palpa la lengua de un animal, una vaca, entre el enredado lindero de la montaña. Yacimientos nunca vistos, momias purpureas y doradas frente a frente, fenómenos como auroras boreales que sueñan todos y todas. Yo, en el fondo me aburro de todo, pero hace poco leí en un libro que el tiempo es el vivido no el que se ha ido, y, en el fondo todos seremos perdidos entre brumas y nieblas. Porque en el trasfondo del olvido siempre habrá algo que es positivo y posible. No veo la vida como negacionista ni como Agatha la española famosa por sus diseños, pero he admirado a cada ser, por ser lo que definen como poco o nada a mucho, tanto como a aquellos que ya no serviremos tanto al parecer. Y es que la sociedad está mal configurada y nadie me quitará esta locura. En el fondo aquellos que creen ser poderosos lo son tanto como el odio y el temor ignorante. Yo, al final no admiro a nada, Respeto lo que cada ser ha de ser entre el espacio. A mí me ha importado muy poco lo que opinen y parece que es un disgusto coloquial, quizá soy un tonto. Y en el fondo no sé si seremos. Pero algo claro es que, un individuo ha de ser auténtico mientras el mundo se derrite entre un viento de tormenta, entonces nada ha sucedido, si no eres un negacionista. Y no soy ni de izquierdas ni de derechas ni mucho menos neutro.

…En la colina hay una casa que la tormenta se quiere llevar arrasada por los cuervos que picotean y, estos en el fondo, son la buena suerte…

Gracias The People

De lo Erótico, InflujoS del Movimiento…(Somos La Story in The Atmosphere, Interminable)… Y Continúa…

Soy pecadora en la atmósfera terrestre y sí, espacial. Lo permitido evocado por la cultura y los instintos son ajenos. Siempre pensando que nadie nos puede dar un suspiro prohibido por la multicultura entre las sienes de lo que nadie debería tocar. Porque Somos un ser divino entre todos los divinos que ocupamos lo que transcurre entre el devenir y lo que hemos sido para seguir siendo Lo Divino.

Desgastados por el asombro de un chamizo a la espera del espeluznante desgaste como el hielo en un polo norte o sur.

Algún día iremos…

Y nos veremos…

…Entre otr@s ecosistemas…

Entonces entre La Primavera Días llenos de Sol y Luna. Mientras transcurre El Tiempo.

…Nosotros y el Deseo de La existencia…

…Lo Divino…

Lunas Menguantes Aparecen como Unas Prístinas Full up WaveS… (A las Un@ hras de la madrugada lo que fue ayer).

Y es que no sé si es una cresta y un valle, pero es sorprendente verlo y sentirlo, es un proceso de aprendizaje que llega acompañado de temor y confianza entre movimientos en cordilleras que evocan de pronto falta de concentración en el fondo, dado lo propenso al aterrizaje sobre The Ground, pero soñadores y voluntarios entre la inercia inevitable e inesperadas con estabilidad y desequilibrios, que son propios de era Prístinas, y, coloquialmente geniales.

Es el equilibrio lo que es determinante, pero la mente humana es simplemente un vaivén de sentidos y sensaciones, que no son de fácil desvanecer.

Entonces siempre el volver a la práctica es como soñar con una playa curvilínea, que añora las sinuosas cordilleras de un sentir sensible entre una niebla a gritos, pero que la sinceridad del espíritu no ha de ser fantasmas, sino magia de la sangre que palpita y, los palpitos solo ha de ser amor nuestro y propio.

Y si caemos habrá que levantarse sobre el suelo, volar hacía espacios ensueños, que evocan tranquilidad y plenitud entre un paisaje que no agreste es un aprendizaje creativo y fundamental para El Continuar un The Planet Blue.

GRACIE

Al Frente

En realidad sólo imaginamos el amor como algo único y es en realidad cada ser con puntos en una red.

Somos el conglomerado que hemos creado, aún con disfraz.

Lo hacemos para estar aquí.

Somos egoístas y no siempre mezquinos, por ello, analfabetos de lo que seremos a partir de lo hemos venido llevando a bordo.

Una nave no será una solución gratuita.

El hombre, en realidad merece todo y nada.

Hay muchas especies en peligro.

No somos una magia como polvareda a través de un rally.

La Adrenalina no nos desvirtúa.

Es en esencia lo que somos.

Y esto último no lo hemos comprendido a raudales.

No me gustaría ser La Colera heredada.

Solo deseo un Planeta Sano.

No soy solo una ingeniero que investigaría.

Porque me voy por lo tanto por las rayas del arte.

Y aunque autodidacta debo ser, en realidad no importa.

Porque somos iguales aunque en el fondo del tema o asunto, Desiguadad.

Los pobres y los ricos.

Los de clases medias.

Pero que pobres, el Cambio del Clima, podría pasar desapercibido entre la inocencia.

Pero que alguien, terrateniente de algún lugar, tomará whisky a medida que se pierde el litoral.

Todos entre la pena y la vergüenza.

La Cobardía.

Yo, quiero embriagarme.

Acaso quién no.

Aunque la crueldad es frívola.

Pero seré quizá una pobre diablos.

Y deseo la embriaguez de La Cólera, La Adrenalina y The Love.

Un disfraz.

Ya que la realidad podría matarnos.

Sueño igual a igualmente, un Planeta en todo lo que cabe que ha de ser.

Y en el fondo, nadie, ni yo, ni tú, lo sabemos.

Acaso, ¿lo sabremos de uno u otro mood?

Somos los memes que generamos The Samile.

No te pido más.

Ama La Tierra y El Spaces.

La Guerra y Al Frente.

La Cobardía y La Cólera.

…Greats…